Es muestra México hecho a mano un recorrido por su cultura

Un total de 120 imágenes en las que se muestra la cultura festiva, artesanal, culinaria y arquitectónica de México, dividida en las regiones Norte, Centro y Sur, integran la exposición “México hecho a mano”, inaugurada la víspera en la Galería Abierta de las Rejas del Bosque de Chapultepec.

La muestra es un trabajo del fotógrafo Carlos Hanh, quien deja al descubierto las fiestas, las texturas, la comida y la arquitectura del país en cada una de sus regiones, mediante un alegre y colorido viaje a través de su cultura, tan admirada mundialmente.

En el marco de las actividades del Bicentenario de la Independencia de México y Centenario de la Revolución, Alejandra Gilling, coordinadora del circuito de galerías abiertas de la Secretaría de Cultura capitalina, dijo que el objetivo de la exposición es reivindicar el trabajo de los artesanos.

La funcionaria expresó su beneplácito y felicitó a todos aquellos artistas que gracias al empeño y sentimiento que imprimen en cada uno de las creaciones, mantienen viva una herencia milenaria.

Refirió que la muestra “dirige nuestra mirada a las manos que día a día mantienen vivas las tradiciones y el espíritu de México”.

Al respecto, el fotógrafo Hanh señaló que la exposición forma parte de un proyecto editorial que lleva el mismo nombre de la muestra y que a lo largo de tres años se editaron tres libros con más de 600 fotografías, de las cuales se seleccionaron 120 para la presente muestra en Chapultepec.

Indicó que la exposición presenta imágenes a modo de reconocimiento, hacia las manos mexicanas que con dedicación y trabajo detallado logran crear arte a partir de materiales sencillos como la madera y los colores naturales.

“Cosechar maravillosos frutos y crear inigualables platillos, tejer o bordar prendas con increíble maestría y crear las joyas de la arquitectura que desde la época prehispánica hasta nuestros días continúan enriqueciendo el paisaje del territorio nacional”, mencionó.

Es de mencionar que la muestra se divide en tres secciones en los que se presentan diferentes aspectos de la cultura mexicana: Norte, Centro y Sur.

En el primer apartado se exhibe un testimonio fotográfico de los destellos de la arquitectura, la riqueza de los sabores y el colorido de los colores de los trajes regionales.

Así como las más bellas muestras de artesanías de esta región del país integrada por los estados de Baja California y Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nayarit, Nuevo León, Sonora, Sinaloa y Tamaulipas.

De acuerdo con sus organizadores, el norte del país cuenta con una importante tradición culinaria basada en carnes como cabrito, machaca, carne asada, variedad de chiles y postres lácteos.

Además, se aprecia la evolución del vestido con las diferentes telas y diseños típicos del norte de México, así como tejidos, bordados, trabajo en piel con el que se fabrican sombrero, chamarras, lazos y calzado.

En la zona Centro, se muestra un recorrido geográfico por las extensas llanuras del altiplano, las serranías de la cuenca del Valle de México, los confines de las huastecas y las costas del océano Pacífico y el Golfo de México.

El camino lo conforman la Ciudad de México, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas.

En esta zona, se tiene la oportunidad de conocer la tradición del traje del mariachi, los rebozos, los tocados, y sombreros; así como los penachos, tejidos y bordados, producto del trabajo de la mano mexicana.

Artesanías de cobre martillado, barro pintado, piñatas, palma tejida, madera tallada y papel picado son otros de los objetos que se presentan, además de hacer un recorrido por las frutas, aguas frescas, panes, dulces, semillas, granos y elotes, importante representante de la cultura del maíz.

Por último, en la zona Sur, se exhibe el trabajo hecho a mano por sus habitantes, así como la zona meridional del territorio mexicano, considerada una región fascinante que une el Pacífico con el Golfo, de Veracruz a Guerrero, de Oaxaca a Chiapas y Tabasco, y de Campeche a Yucatán.

Objetos de plata y latón, madera, cerámica, objetos para la pesca, cuerdas y el tradicional barro negro, destacan en esta región. Así como comidas fuertes como pescados, cangrejos, postres como la vainilla o la miel de abeja, frutas tropicales como el plátano y el mango.

La muestra México hecho a mano tiene la facilidad de recorrerla por cualquiera de sus extremos; cada imagen cuenta una historia y “remite al esfuerzo de los mexicanos que con su trabajo han forjado este país”.

Fuente: Notimex

Leave a Reply