Patrocinadores

Enlaces

Abre el MAP su ya tradicional muestra de piñatas

Más de 160 piñatas de diferentes tamaños, colores y temas, son exhibidas a partir de hoy en el patio del Museo Arte Popular (MAP), en la exposición del Cuarto Concurso de Piñatas Mexicanas, cuyos ganadores fueron: Luis Alonso Andrade Pérez, Sully Uribe Lara y Luis Alberto Robles Dorado, en ese orden.

Por cuarto año consecutivo, artesanos y artistas hacen gala de su imaginación y destreza para mantener viva una de las tradiciones que ha perdurado en México a lo largo de varios siglos.

La Piñata, figura imprescindible en la celebración de toda posada, regresa nuevamente al Museo de Arte Popular (MAP), para protagonizar la Exposición de Piñatas Mexicanas.

Niños, jóvenes y adultos podrán disfrutar a partir de hoy del colorido y creatividad que encierran las 166 piñatas exhibidas en el patio del MAP, hasta el 12 de diciembre, cuyos autores proceden de la Ciudad de México y de los estados de México, Puebla, Hidalgo, Jalisco, Zacatecas, Nuevo León y Sonora.

El origen de las piñatas es tema de discusión; la versión más difundida es que provienen de China, país donde fueron descubiertas por Marco Polo, quien las llevó posteriormente a Europa.

En Asia, estas creaciones, con figuras de vacas y bueyes, eran utilizadas para la celebración del año nuevo chino. Los colores empleados en ellas representaban las condiciones en que se desarrollaría el año, en relación con la agricultura.

En Italia, durante la cuaresma, se entregaba una “pignatta” u olla llena de dulces o frutas; a ese primer domingo de la cuaresma se le conocía como “Domingo de piñata”, aunque en Europa ya existía la tradición de romperla que, por cierto, no tenía ningún tipo de decoración.

Esta costumbre comenzó a darse en México, por lo que podría decirse que la actual piñata es una representación artesanal netamente mexicana.

De Italia, la tradición siguió a España, en donde las ollas eran decoradas con listones y papel. Es con los colonizadores españoles que las piñatas llegan a México donde los frailes las comenzaron a utilizar como parte del proceso de evangelización.

En el México prehispánico, ya existía una tradición similar al uso europeo de las piñatas. Los aztecas las empleaban para celebrar el cumpleaños de Huitzilopochtli -Dios de la Guerra y Dios del Sol-. La costumbre requería que los sacerdotes pusieran una olla de barro colgada en el templo al fin del año, llenándola de pequeños regalos como mazorcas y joyería; la decoración de estas ollas era a base de plumas de colores, se quebraban con un palo y los tesoros significaban las ofrendas a su dios.

Los misioneros españoles les dieron un nuevo uso al mostrarlas como una figura que representaba el bien y el mal. Es por eso que la piñata tradicional es una estrella de siete picos, cada uno de los cuales simboliza los siete pecados capitales; el romperla significaba el triunfo del bien sobre el mal.

A pesar del origen impreciso que tienen las piñatas, las nacionales son de las más reconocidas a nivel mundial. Hoy en día, la producción de estas piezas ya no es sólo con la figura tradicional, pues los personajes de caricaturas y series televisivas se suman a nuevas formas de las piñatas actuales.

El sonorense Luis Alonso Andrade, compitió con la pieza titulada “Danzante yaqui”; mientras que Sully, del Distrito Federal, participó con una piñata “El canto de mi México” y el jalisciense Alberto Robles presentó su obra “El Mariachi, herencia de Jalisco”.

Nayeli Sánchez Becerril, Ma. De la Luz Hernández Mercadillo, Patricia Angélica Rodríguez Arana del Toro, Miguel Ángel Hernández Sánchez, Miguel Ángel García Ayala, Julio César Pérez Rivera, Lenrac Jael Ramos Gómez, Juan Carlos Mellado Díaz; Minerva Rodríguez Licea y Mónica Lezama Delgado, obtuvieron mención honorífica y estímulo económico de mil pesos.

Al mismo tiempo, el jurado decidió otorgar cinco reconocimientos a la creatividad y factura a Guadalupe Edith del Toro Ortiz, Joaquín Retana Navarro, M. A. Verónica Velázquez Martínez, Esteban Enrique Guzmán Cervantes y Laura Leticia Ricaño Márquez. También hubo una mención especial Ema Ortega Méndez.

La Exposición Cuarto Concurso de Piñatas Mexicanas, integrada por piñatas de múltiples formas, tamaños y temas, se encuentra abierta al público desde este sábado 20 de noviembre, hasta el domingo 12 de diciembre de 2010.

Leave a Reply