Creación de animales oníricos

Miguel Alberto Neri Medina para AlianzaTex
Publicada: Enero 16, 2010

Texcoco, México.- (Texcoco Mass Media).- Para ser artistas sólo se necesita tener un poco de paciencia y dedicarle el tiempo que la creación artística requiera, es por eso, que las artesanías mexicanas denominadas “Alebrijes”, son esculturas de papel y alambre trabajadas con la técnica de cartonería, y, en la cual, no hay límites en la creación de estos animales bizarros que tienen como característica principal, la decoración con colores alegres y vibrantes.

Violeta Carrillo, profesora de inglés y habitante de la Trinidad, Texcoco, lleva a su hijo Tyron y sobrina Alexa, al taller de creación de alebrijes que imparte el escultor Enrique Jimenez Valencia en la Casa Regional de Cultura del ayuntamiento de Texcoco. Al tener un hijo tan hiperactivo, la causa principal del acercarse a este tipo de talleres, es que los niños se distraigan un rato –y ella también-, pues no hay mejor alimento para el alma que dejar salir la fantasía y materializarla en una escultura que –se dice- espantan los malos sueños.

A casi 10 años de impartir este taller de alebrijes, Enrique se muestra interesado en compartir uno de sus hobbies favoritos, ya que el comercializar sus creaciones no es el fin principal para el artista, sino el hecho de estar siempre activo en la creación, “me gusta experimentar y jugar con diversos materiales, últimamente me gusta darle a mis esculturas un carácter utilitario y no sólo ornamental, por ejemplo, he hecho alebrijes como percheros, servilleteros y porta copas, en ocasiones los exhibo y con un poco de suerte aparece un comprador interesado”, dice Enrique sin despegar su atención al empapelar una cabeza para su nueva creación.

Se dice que la primera aparición de estos seres estrafalarios, fue durante un sueño que tuvo al borde de la muerte al mexicano Pedro Linares López en 1936, cuyos rasgos identificativos eran las largas colas, los cuernos, colmillos y los colores chillantes, a los cuales no les temió porque lo guiaban a través de un bosque hacia la conciencia mientras varias personas gritaban ¡alebrijes! ¡alebrijes!

El niño Gabriel Adán Durán Gálvez es de los primeros en llegar a su clase-taller de alebrijes, que de las 10:00 a 12:30 hrs. poseen un espacio en la Casa del Constituyente para darle vuelo a la imaginación. “prefiero hacer mis alebrijes que jugar videojuegos pues sólo me dejan jugar una hora” comenta el niño mientras va colocando su primera capa de periódico a un globo que será el cuerpo de su segunda creación.

Engrudo, papel, alambre y pintura combinados a sus tiempos, hacen que los niños aprendan esta técnica totalmente artesanal y 100% mexicana, la cual –lamentablemente- es muy apreciada por los extranjeros y no por los mismos mexicanos, pero como dice el dicho, “Nadie es profeta en su tierra”.

El taller es impartido todos los sábados y no hay límite de edad, ni de creación, pues todos los trabajos de alebrije son piezas únicas e irremplazables, además de contribuir en la conservación de una tradición artesanal mexicana.

Fuente: AlianzaTex / Texcoco Mass Media

1 comment to Creación de animales oníricos

  • Rosa Maria Orta

    Hola estoy buscando revistas sobre alebriges y arte en papel mache, podrian enviarme algunas revistas a Parras Coahuila? se los agradeceria mucho

Leave a Reply