Mexicana recibirá premio Tenerife de artesanía 2014

El próximo 26 de febrero,  el Cabildo de Tenerife en España distinguirá a México con el Premio  Tenerife al Fomento y la Investigación de la Artesanía de España y  América 2014, considerado uno de los galardones más importantes en  la materia a nivel internacional.

De acuerdo con un comunicado, la distinción será entregada a la  maestra en Estudios Mesoamericanos de la UNAM, Ana Celia Martínez  Hernández, por su trabajo: “Izote, Iczotl, Fibra con Identidad,  Tradición y Permanencia”, alusivo al Izote, una fibra mexicana en  extinción que se produce en Zumpahuacán, Estado de México.

El jurado determinó que la investigación de la también catedrática  de la Universidad Iberoamericana e investigadora independiente,  cumplió con todos los requisitos que proponen las bases del  Premio: “Es una investigación con un buen planteamiento científico que  combina diferentes líneas: la histórica, etnográfica, biológica y  una exposición del proceso textil y del proyecto llevado a cabo como  consecuencia de esta labor”, expuso el Cabildo en sus conclusiones. Con ello, México suma seis ganadores de este premio desde 1990, uno  de los más valorados a nivel internacional en el ámbito de las  artesanías.

Aunado a este galardón, la UNAM a través del posgrado de Estudios  Mesoamericanos, entregó un reconocimiento a 12 maestros artesanos de  Zumpahuacán, en reconocimiento a su labor de preservar la tradición  del izote y su esfuerzo en el rescate de esta tradición.

El reconocimiento incluyó a 16 jóvenes y 11 niños que gracias al  curso-taller impartido por la maestra Ana Celia y tres maestras  izoteras, se han interesado en apropiarse del conocimiento de esta  fibra, lo que contribuye a conservar y transmitir esta labor a  futuras generaciones.

Martínez destacó que esta investigación fue llevada a la comunidad,  lo que ofreció la oportunidad de que se revalore el trabajo que se  hace con el izote en diversos foros académicos y culturales, además  de que se han sembrado en Zumpahuacán los planteamientos para  reactivar la producción de la fibra.  Por este motivo la investigadora entregó una copia de la tesis  encuadernada con izote, a cada una de las familias izoteras, así  como a la Presidencia y Biblioteca municipales.

En su estudio, Ana Celia Martínez, apunta que “la Yuca Yucca Jaliscensis (Trel,), –planta productora de la fibra– es una especie  endémica que existe en este municipio y aledaños desde la época  prehispánica. La investigación galardonada, pretende demostrar que: “las fibras  textiles trabajadas bajo la metodología planteada, son un recurso  efectivo para acceder al conocimiento tradicional de una comunidad.

Al tener acceso a este contexto, se pueden conocer entonces las  bases para proponer proyectos que tengan la congruencia y solidez  necesaria para ser una alternativa que permita reforzar la  tradición, identidad, así como el crecimiento económico de una  sociedad” La importancia histórica de esta fibra, radica en que aparece en  diversos documentos de tradición prehispánica como “La Matrícula de  Tributos” y el “Códice Mendocino”. Incluso en el “Códice  Florentino”, Fray Bernardino de Sahagún describe los productos  textiles que se fabricaban y comercializaban con la fibra de Izote,  siendo principalmente ayates y mantas: “El que hace y vende las  mantas que se hacen de palmas que se llaman íczotl de la tierra,  llévalas fuera a vender y véndelas más de lo que valen” (Sahagún,  2002:905).

De esta forma Ana Celia Martínez Hernández, se sumó a los  galardonados Daniel Rubín de la Borbolla (1990); Aarón Raúl Pontón  Zúñiga (1998); Ignacio Vázquez Parra (2003); Gaspar Agustín Sánchez  García (2004)  y Amalia Ramírez Garayzar (2007), que han ganado este  premio.  Ana Celia Martínez es maestra en Estudios Mesoamericanos por la UNAM  así como catedrática  de Diseño Textil en la Universidad  Iberoamericana.

Leave a Reply